Newsletter Ellalabella

Ellalabella

Disfrutar de un buen baño de mar, Una fuente inagotable de salud.

11 de octubre de 2017
PinterestGoogle+TwitterFacebook
Ya llegada la Primavera empiezan los días de playa y los refrescantes baños de mar. El mar además de refrescarnos   produce beneficios físicos y terapéuticos en nuestra salud. Es más, bañarse en el mar puede incluso constituir todo un tratamiento de belleza y bienestar.

 

El mar es la principal reserva de agua y minerales de la Tierra. Contiene más de 75 elementos simples, todos ellos identificados como necesarios para el buen funcionamiento del metabolismo humano. El más abundante es el sodio, responsable del sabor salado del mar, que también se encuentra presente en nuestro cuerpo.

Beneficios del agua de mar para la belleza y Bienestar

Ya en la antigua Grecia se tomaban baños de agua marina por sus propiedades curativas para las afecciones cutáneas, además de por ser un buen relajante muscular. En la actualidad existen tratamientos como la talasoterapia, que se basa en el uso de diferentes elementos marinos (agua de mar, algas, barro, etc.) como agentes terapéuticos.

El hecho de meterse en el agua ya tiene un efecto físico sobre el cuerpo humano, pues la acción mecánica del oleaje y las corrientes obliga al bañista a llevar a cabo un esfuerzo permanente por mantener el equilibrio, lo cual fortalece músculos y articulaciones, resultando especialmente recomendable para personas con artritis.

La temperatura del agua provoca una resistencia en el organismo que actúa sobre el sistema vascular, traduciéndose en una vasoconstricción cutánea y una vasodilatación central, acompañadas de un incremento del ritmo respiratorio y cardíaco, algo muy eficaz para aliviar los problemas de circulación (combatiendo al mismo tiempo la celulitis y previniendo las varices).

En el mar se produce un fenómeno que se conoce como quimiosíntesis, similar a la fotosíntesis de las plantas, pero que además convierte los minerales inorgánicos en nutrientes orgánicos mediante las bacterias marinas. Esas sustancias orgánicas que inciden de forma saludable sobre los tejidos, como antioxidantes y vitaminas, pueden pasar al organismo a través de la piel, aunque en cantidades muy escasas. Combinar los baños marinos con baños de sol ayuda a potenciar el efecto de algunas de ellas, como la vitamina D.

El alto contenido en magnesio del agua también produce una relajación que puede ser muy beneficiosa para reducir el estrés y tratar a personas que sufren problemas de ansiedad. Además, los baños marinos ayudan a corregir las deformaciones de la columna, producen un efecto depurativo y adelgazante, y pueden incluso llegar a corregir déficits nutricionales.

El agua de mar lucha contra el envejecimiento: las arrugas aparecen por una menor cantidad de colágeno en la piel, por lo que la elasticidad ya no es tan buena como antes. Todos los minerales que encontramos en el mar energizan tu cuerpo, mejorando notablemente el aspecto de la piel. Y por si fuera poco, funciona como un exfoliante natural y fácil: tal vez has notado que tu piel está mucho más suave luego de un baño de mar, esto se debe a que tiene un montón de constituyentes que ayudan a remover las células muertas de la piel al tiempo que ayuda a producir nuevas.

El agua de mar contiene bromo, un compuesto que ayuda a reducir la inflamación si estamos sufriendo de problemas en la piel tales como el acné. Junto con el cloro, tiene propiedades desinfectantes, por lo que destruye las bacterias, los hongos y los virus que pueden afectar a la piel, y hace desaparecer la picazón.

El bromo tiene propiedades antiinflamatorias, y además sedantes, por lo que nos sentiremos más calmadas luego de un baño de mar. Las propiedades desinfectantes que funcionan para la piel también lo hacen en el resto del cuerpo, evitando que ingresen en nuestro organismo un montón de bacterias y virus que pueden generar enfermedades.

En el agua de mar se encuentran 89 elementos esenciales presentes en nuestro cuerpo, además de otras vitaminas y microorganismos que liberan sustancias antibacterianas, dotando al líquido elemento de las propiedades antibióticas mencionadas al comienzo del texto, que funcionan muy bien en los procesos de cicatrización y también son ideales para solucionar afecciones de la piel como la psoriasis.

Más detalles sobre los beneficios de bañarse en el mar 

Nadar es uno de los ejercicios más saludables, y practicarlo en el mar multiplica sus beneficios. De entrada, la simple inmersión en el agua a un metro treinta de profundidad permite obtener un equilibrio entre la presión interna corporal y la presión externa ejercida por el agua de mar, lo que se traduce en varios efectos muy positivos

Mejora la capacidad respiratoria.

La práctica neutralidad de las presiones permite un aumento del volumen de la carga torácica y una mayor movilidad del diafragma. Eso se traduce en una mejora de la capacidad respiratoria, una mejor oxigenación y un incremento de los glóbulos rojos  de alrededor de un 10%.

Favorece la eliminación de toxinas.

Estar sumergido en el agua de mar produce un efecto drenante, o sea estimula el circuito venoso y linfático debido a que la presión del agua es mucho más alta que la presión del aire. El resultado es una movilización del agua extracelular que favorece la eliminación de líquidos.

Activa la circulación.

La presión del agua, que es mayor en el fondo y va disminuyendo conforme alcanza la superficie, facilita la circulación venosa de retorno. Y el movimiento del agua de mar mejora la circulación en los vasos capilares.

Beneficia al corazón.

Como en el agua de mar el cuerpo pesa ocho veces menos, el corazón actúa con un esfuerzo mínimo. Gracias a ello, cualquier ejercicio dentro del agua se puede hacer con unas condiciones de confort óptimas.

Mejora la movilidad y la fuerza muscular.

A medida que pasan los años y cuando se llega a una edad avanzada, se pierde entre un 40 y un 50 % de masa muscular, lo que conlleva una cierta fragilización de los huesos. Este hecho puede favorecer el desarrollo de enfermedades osteoarticulares o la aparición de osteoporosis.
Para mejorar la movilidad y la fuerza muscular es fundamental hacer ejercicio, y el agua de mar es un medio especialmente idóneo para las personas mayores, ya que les permite practicarlo sin hacer mucho esfuerzo.

Fortalece los huesos.

Los oligoelementos disueltos en el agua de mar se pueden absorber a través de la piel. Este hecho se ha demostrado en el caso del yodo, y el Instituto Francés de Estudios de Recursos Marinos está investigando ese mismo efecto con el calcio y el fósforo. Lo que sí se ha comprobado es que el medio marino mejora la fijación del ion calcio y fósforo en los huesos. Gracias a ello una fractura se consolida más rápidamente. Por eso, además de mejorar la movilidad muscular y articular, el mar es un buen remedio en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis.

Riqueza en minerales.

Los primeros seres vivos surgieron en el mar, quizá porque en él se encuentran todos los elementos necesarios para la vida. Entre estos elementos destacan especialmente algunos minerales que nuestro cuerpo puede absorber -en una pequeña proporción- a través de la piel, como: el potasio, que junto con el sodio, regula la cantidad de agua en las células y los tejidos, y es imprescindible para mantener el tono cardiaco y muscular; el calcio, que contribuye en la formación de los huesos e interviene en otras funciones, como la contracción muscular o la coagulación de la sangre; el magnesio, cuyo metabolismo está ligado al del calcio, ya que regula su equilibrio; el azufre, útil contra el reumatismo y para fortalecer los huesos y los tendones; el silicio, que forma parte de los huesos, las uñas y el pelo, y actúa sobre el sistema inmunitario, y el yodo, que es el elemento más específico del agua de mar. El yodo actúa principalmente sobre la glándula tiroides, que es la que regula el metabolismo de nuestro organismo y ejerce un efecto desinfectante a nivel de la piel.

La composición mineral del agua del mar es la misma en cualquier punto geográfico del planeta, con mínimas variaciones, debido a las corrientes submarinas y el oleaje. La única excepción es el Mar Muerto, que, al ser un mar cerrado y con una evaporación excepcional, contiene más de un kilo de sal por litro de agua, además de unos fangos sedimentarios de miles de años de evolución.

 

lee más en fuentes: vix http://free-news.org/rosabl01.htm y  diario información

 

1 Comentario to Disfrutar de un buen baño de mar, Una fuente inagotable de salud.

COMENTA EL POST