Newsletter Ellalabella

Ellalabella

Elevator

Galería Artespacio inaugura muestra del fotógrafo Tomas Rodríguez, artista joven y talentoso que se infiltró en el ascensor del Museo Whitney en Nueva York durante la Bienal de 2014, dándole vida a su exposición titulada Elevator. Revisa los detalles a continuación.

elevator00002

Todo ocurre en un ascensor. Las puertas se abren igual que el obturador de la cámara que está registrando los momentos de reflexión más íntimos de las personas, en un paradójico espacio público. ¿Quién no ha sentido en un ascensor que lleva mucho tiempo sin un descanso? Y es que los ascensores son salas de espera que nos obligan a detenernos y donde se dan espacios de tiempo que se prestan para conectarse consigo mismo, aun siendo lugares completamente públicos.

Elevator”, la nueva muestra del fotógrafo Tomás Rodríguez, que comienza el 18 de mayo en Galería Artespacio, nos presenta momentos de reflexión en una serie de retratos espontáneos tomados dentro del ascensor del Museo Whitney en Nueva York.

Como un espía, el artista se infiltra en el ascensor del museo y lo utiliza como su estudio de fotografía. Allí se familiariza con el espacio, comprende sus medidas, los tiempos de viaje y la luz que irrumpe al abrirse sus puertas.; “el ascensor era enorme, tenía una capacidad para 40 personas. Me interesó estar encerrado en esta especie de pieza oscura, viajando rodeado de desconocidos de todas partes del mundo”. Este espacio íntimo y público, a la vez, es también un lugar de espera donde el ensimismamiento y la ensoñación son la parte central del juego. “Los sujetos que yo escogía no solo se estaban trasladando físicamente de un piso a otro, sino que también, se trasladaban psicológicamente, eso era lo que me interesaba, mas que el registro preciso de la realidad, lo que está detrás de eso, la representación del subconsciente; la vida interior.”

Las puertas del ascensor funcionan como el obturador de la cámara; al abrirse entra la luz dejando ver un instante. Bajo el lente de Rodríguez, esa luz cae sobre rostros abstraídos, cuerpos suspendidos, que junto a sombras y manchas reflejadas en la metálica superficie del ascensor, nos ayudan a entrar en el retrato.

El artista dispara con su cámara oculta sin que el sujeto lo perciba; “así no se espanta el misterio” El proyecto termina cuando es descubierto por los guardias y expulsado del museo después de haber ido recurrentemente, durante 3 meses, a encerrarse en este ascensor.

Finalmente, con un total de 20 fotografías, más algunos videos del ascensor, Tomás se presenta en el segundo piso de la galería Artespacio ubicada en Alonso de Córdova 2600 desde el 18 de mayo al 18 de junio. ¡No te la pierdas!

Donde: Galería arte espacio
Cuando: hasta el 18 de junio