Ellalabella

Ellalabella converso con Joaquín Barañao, autor del recién lanzado libro digital “Historia Universal Freak”

  • Blog

portada

Joaquín Barañao (1982) es ingeniero civil hidráulico, pero al muy poco andar descubrió que lo suyo no eran los números. Trabajó como asesor parlamentario en el Senado, en la Presidencia y el Ministerio del Interior, en este último puesto a cargo del rediseño de la Ley de Migraciones. Pero nada de esto hubiese sido posible de no haber despejado la cabeza viajando durante 26 meses a lo ancho del globo. Lleva once años curando www.datosfreak.org. Historia Universal Freak es su primer libro.

Aquí les dejamos una conversación que compartimos con él, para que tengan en detalle un close up a su libro y a las experiencias que lo motivaron a escribir.

1.- Joaquín, ¿cómo nació tu amor por la historia?

Si seguimos la cronología de mis pasiones, la historia es hija de la anécdota. Es a partir del descubrimiento y posterior acumulación de curiosidades en los estantes selectivos de mi memoria que surgió el interés por entrelazarlos,  por conectar unos con otros.

Por ejemplo, los herederos al trono de sultán otomano se pasaban la vida en el harem practicando macramé mientras esperaban su ascenso al poder. Difícilmente la mejor manera de prepararse para gobernar el imperio más poderoso de su época. Pero ¿Era el más influyente? ¿Es verdad que llegaron a hendir sus garras hasta Viena? Y es partir que esos cabos, sabrosos pero aislados, que piden a gritos ser atados e insertos en un relato coherente, que viene la historia.

2.- Cuéntanos de tu relación con los viajes y la montaña.

Nuestro paso por el mundo es efímero. Cada minuto cuenta, y hay que estrujarlo al máximo. Y para mí eso tiene mucho que ver con abrir la puerta y salir a descubrir las fórmulas de felicidad que han encontrado culturas distintas a la mía. Como dice una famosa marca de jeans, “Despierta, hay un mundo allá afuera”. De hecho este es un libro de viaje, escrito mochila al hombro a lo largo de 18 países, compartiendo el espacio de aquellos conductores que me aceptaran en su butaca o de quienes acogieran mi saco de dormir en su living.

La montaña, por su parte, es mi juicio lo más bello que el mundo tiene para ofrecer. No hay paisaje más hermoso, y que te haga entrar en conexión más profunda con la Tierra, que las altas cordilleras.

Por supuesto, la conclusión natural de los párrafos anteriores es que no hay nada mejor que viajes de montaña, y no en vano Nepal es mi país favorito del mundo mundial.

3.- Cómo haces historia en el día a día?

Hay una dimensión universal y otra personal.

La primera tiene que ver con que todos nosotros, por el mero hecho de vivir y de constituir nuestra época en forma colectiva, somos la carne de los futuros historiadores. Cuando se escriban los textos del año 2800, el siglo XXI será lo que es porque nosotros hemos dado cuerpo a la revolución de las telecomunicaciones  cada vez que hacemos un “me gusta” en Facebook, y nosotros hemos propiciado el cambio climático cuando usamos un auto de 1300 kilos para ir a comprar pan a tres cuadras.

La segunda, el legado personal, pienso que tendrá que ver con mi inclinación por ofrecer información. Llevo once años con www.datosfreak.org, y hemos hecho un esfuerzo muy grande por entregar información abundante y de calidad para conocer las mejores rutas de montaña en www.wikiexplora.com . Aunque claro, esta es mi respuesta soltero y sin hijos, quizás hubiese respondido otra cosa si una pequeña cabecita a quien tengo que criar rondara mi living.

SAM_1078

 

4.- Te consideras un freak?

La respuesta fome y corta es que no. Nadie se daría vuelta en la calle a repasar mi pinta, no cultivo excentricidades visibles, no juego detrás de una pantalla. No soy tan malo para hacerme pasar por yerno ideal si me lo propongo.

La respuesta larga tiene que ver con que, en uno u otro aspecto, todos nos escapamos de la media y somos freak para alguien. Si alguien considere que recolectar y verificar 3100 datos freak a los largo de once años –lo que requiere una cantidad de tiempo que hoy me permitiría ser neurocirujano- cabe en esta categoría, pues bienvenido.

5.- “Historia Universal Freak es tu primer libro, ¿qué te llevó a escribirlo y cómo fue el proceso?.

El desafío era hilar ese océano de información en un relato continuo y atractivo. Situar las anécdotas en el contexto en que ocurrieron, entender su influencia (o falta de ella) en el devenir humano.

El proceso fue expedito. Con más de una década de investigación en el cuerpo, todo partió por seleccionar de entre los 3100 datos freak aquellos más atingentes para un relato como este. Fueron 1300 los que pasaron ese filtro. Luego los ordené cronológicamente, y a continuación me sumergí en 7 libros de historia universal e historia de la vida para ser capaz de entregar el sustrato conector. Por supuesto, Google Books siempre estuvo ahí para ayudarme a verificar afirmaciones y a encontrar la cita más sabrosa del episodio en cuestión. Francamente, este libro no hubiese sido posible quince años atrás.

6.- Qué tiene de diferente este libro con otros libros de historia universal?

Es como la diferencia entre un pan sin sal y un pan amasado remojado en aceite de oliva y salpicado de merkén. El pan sin sal tiene los carbohidratos y las vitaminas que necesitas para hacer tu vida –lo más importante para tu cuerpo- pero es insulso. Se come por deber. El otro quizás no aporta demasiado valor nutricional adicional, pero la experiencia sensorial otra.

Un libro tradicional cuenta lo más importante para el devenir humano, pero no derrochará tinta en explicar por qué fue que, en el contexto de la Guerra Fría, Pepsi tuvo que volverse la séptima potencia mundial en submarinos convencionales. Es cierto, ese dato en sí mismo no es esencial para comprender la historia, pero la hace tanto más atractiva y luego tanto más fácil de recordar, que no me cabe duda de que es tinta muy bien gastada.

DSC_0105

 

7.- Qué personajes históricos femeninos destacarías de tu libro?

Cleopatra VII –a quien todos conocemos simplemente como Cleopatra-es eternamente fascinante. Encarna el fin del imperio por lejos más prolongado de la historia. Tan largo, que Cleopatra está cronológicamente más cerca de Justin Bieber que de las pirámides. Tendemos a clasificarla mentalmente como una “mujer egipcia”, pero era racial, cultural y lingüísticamente griega. Se casó con su hermano menor de diez años, luego con el de doce. Sedujo al hombre más poderoso de su época, Julio César, a Herodes el Grande y al fin a Marco Antonio. Es como si la presidenta Bachelet se echara al bolsillo a Obama a Cameron y a Hollande, sin contar sus dos hermanos menores.

Marie Curie es también muy power. No solo fue la primera mujer en ganar un Nobel, fue la primera persona en ganar dos. Tal era su compromiso con la ciencia, que su ropa y sus libros están peligrosamente irradiados, y para consultarlos hay que usar protección contra la radioactividad

8.- ¿De todo lo que escribiste, que personaje o suceso en la historia es el que más te cautiva?

La Caída de Constantinopla en 1453. Fue el fin de una era, el apocalipsis para los cristianos ortodoxos.

A mediados del siglo XV, los otomanos habían prosperado desde una minúscula fracción selyúcida a un poderoso contingente musulmán. Tras un siglo y medio de conquistas, en 1453 las huestes de Mehmed II, un mocoso de 21 años de edad, se lanzaron por el premio mayor: la capital cristiana de oriente. Mientras el bombardeo otomano hacía tambalear los muros, los clérigos debatían un asunto de la mayor importancia, impostergable para responder a la comunidad de creyentes antes de perecer a manos de los infieles: “¿Cuál es el sexo de los ángeles?”. Tras 53 días de sitio, alguien olvidó (o decidió olvidar) echar cerrojo a la kerkoporta, una entrada secundaria a la ciudad. Constantinopla cayó. Tras 1962 años desde que la joven república comenzara su expansión por el Mediterráneo, el Imperio romano exhalaba por última vez. Para la cristiandad, esto olía a presagio de fin del mundo. El Papa llegó a ofrecer a Mehmed el trono de emperador a cambio de recibir “unas pocas gotas” del bautismo cristiano.

9.-  ¿Por qué consideras importante la Historia?

La historia es buena parte de la clave para entender quienes somos, por qué decimos lo que decimos y hacemos lo que hacemos. Imposible, por ejemplo, resolver los intríngulis del Estado Islámico sin entender la historia de la cultura musulmana, esa que explica una interpretación tan rigurosa del Corán que los llevó a discutir en una conferencia científica un método para apuntar a La Meca mientras se oraba en la Estación Espacial Internacional.

Y si lo suyo no es la alta política internacional, la historia ayuda a entender cuestiones mucho más prosaicas que lo atañen en su día a día. Como la peculiar costumbre masculina de abotonar nuestros cuellos para fijar un paño de colores, originada en la Guerra de los Treinta Años por un grupo de mercenarios croatas, y que explica que hoy las llamemos corbatas.

P1020615

 

10.- Cómo ves la historia del ser humano actual?

A mi juicio, estamos en una conjunción bien especial de fenómenos.

Por un lado, nuestro nivel de bienestar material ha crecido a una tasa inédita en la historia humana. Somos más ricos que lo que jamás hubiera soñado Luis XIV o Alejandro Magno. Para costear hoy una hora de iluminación con el sueldo británico promedio se requiere medio segundo de trabajo. En Babilonia en el 1750 A.C., financiar una hora de lámpara de aceite de sésamo exigía más de 50 horas de empleo. Cuando Napoleón III invitó a cenar al rey de Siam (hoy Tailandia), él comía con cubiertos de oro, y sus oficiales con cubiertos de plata. Su invitado, en cambio, usaba utensilios de aluminio, para honrarlo con un elemento más caro incluso que el oro del emperador francés. Cinco generaciones más tarde, desarrollo de la electrólisis mediante, el aluminio se ha vuelto tan barato que lo arrojamos al tarro de la basura una vez que terminada la última gaseosa.

Nos tocó además vivir lo que creo será uno de los cambios más profundos de la historia humana: esa maravillosa posibilidad de interconectar los anhelos e ideas de todos los habitantes del planeta a través de ese increíble instrumento que llamamos Internet. Cuando se mire hacia atrás, esto quedará en los anales en letras de bronce, comparable al origen del lenguaje, de la agricultura, de la escritura y de la imprenta.

Pero hemos hecho trampa. Lo hemos hecho a costa del medio ambiente. La concentración de CO2 en la atmósfera ya superó la barrera de 400 ppm, sin que exista la más mínima esperanza realista de frenar su aumento en el mediano plazo La extinción de especies es 1.000 a 10.000 veces superior a la tasa natural. No digo que nos vamos a extinguir ni mucho menos, pero pienso que en las siguientes décadas vamos a ser testigos de experiencias muy feas antes de que alcancemos a disfrutar con la conciencia del todo tranquila de los frutos del progreso.

 Libro Disponible en Amazon, US 9.99 http://www.amazon.com/gp/product/B00QL3PTG0

Entrevista por Carolina Echeverría.

Cerrar menú