Newsletter Ellalabella

Ellalabella

“Entre lo Concreto y lo Esfimero” de Isidora Villarino

3 de marzo de 2016
IVH © A

En busca de buenos artistas nacionales, el año pasado descubrí en la feria FAXXI el  increíble trabajo de la artista Isidora Villarino. Navegando en  instagram éste verano me encontré con  una imagen de una exposición que estaba realizando y me llamo mucho la atención el montaje, entonces le escribí a ver si todavía alcanzaba a ir a verla y  registrarla, lamentablemente la exposición era fuera de Santiago y no pude asistir. A Isidora le intereso compartir su registro y su exposición con ellalabella. Aquí les dejo esta bella muestra,  muy interesante en cuanto a montaje y sus dibujos enmarcados en cajas de luz (en este caso en cajas e fósforos)  te hacen admirarlos y entrar en ellos, su técnica es increíble, parecen fotografías, eso es lo que más me llamo la atención de tu arte cuando lo vi en vivo.

IVH © B
“Entre lo concreto y lo efímero” es un proyecto instalatorio que abarca 80 dibujos de pequeño formato montados en cajas de fósforos, las cuáles fueron transformadas en cajas de luz. El proyecto alude directamente al desarrollo de obra de la artista; una relación constante entre lo efímero de la naturaleza y lo concreto de la estructura, rescatando sensaciones e identidades a partir de la ciudad en general y el espacio urbano en particular. Elementos adyacentes a la estructura son una constante en su trabajo y partir de ello, en éste proyecto se buscó trabajar con la luz como uno de los elementos principales de su trabajo. Hay una intención concreta en la dirección de la luz en cada imagen, como también en el uso de ésta como foco de atracción del sujeto al objeto/imagen. La luz tiene ese propósito; el de atraer al espectador a cada caja/ dibujo/ objeto, generar un recorrido, una especie de morbo y acción bouyerista que se exacerba con la iluminación de cada caja de tan pequeño formato que necesariamente obliga a acercarse para poder ser vista en detalle.

En ese sentido se patenta una de las premisas trabajadas por Isidora, en donde la luz es el elemento que arma la imagen, la compone y la destruye en el momento en que sin ella, se hace invisible, más no inexistente. Por otro parte, hay una conexión directa entre el objeto elegido para la realización de la obra con su utilidad y uso, pues se alude directamente a la utilidad de la caja de fósforo, mediante su propia descontextualización, produciéndose así un juego de roles que inherentemente vuelve a aludir al desarrollo de obra de la artista en cuanto a la relación de la arquitectura con las necesidades humanas y la descontextualización de dichas necesidades en base a la estética.
El proyecto se desarrolló a lo largo de varios meses y en su primera fase fue presentado al concurso de arte joven 2015, siendo seleccionado para ser expuesto en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), para luego trasladarse al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de
Valparaíso en el marco de los mejores trabajos expuestos en el museo.
Durante su primera exposición una de las piezas fue robada, lo cuál genero bastante ruido en medios a partir de una carta realizada por la artista, la cuál fue publicada en el diario El Mercurio; lo que puso en discusión el funcionamiento de los museos, el circuito del arte de hoy en día, el rol del espectador, el comportamiento de éste y las expectativas del artista en torno a un país con incipiente cultura de museo. A partir de ello, la obra desde ese momento se ha expuesto
con una de sus piezas totalmente negras, a fin de generar un quiebre en la lectura de la obra y patentar tanto el hecho, como los cambios que se deben generar a nivel país en el ámbito cultural.

IVH © J IVH © F IVH © C IVH © D IVH © G IVH © I IVH © H IVH © K IVH © L
 Aquí pueden ver su perfil en nuestra seleccionada plataforma de artistas nacionales: Isidora Villarino

COMENTA EL POST