Newsletter Ellalabella

Ellalabella

“Human” una película que nos permite llegar a lo más profundo del ser humano

29 de marzo de 2016
G+_Banner-01

HUMAN es un díptico de relatos e imágenes de nuestro mundo que nos permite llegar a lo más profundo del ser humano. Mediante testimonios repletos de amor, felicidad, odio y violencia, HUMAN nos confronta al otro y nos remite a nuestra propia vida. Ya sean minúsculas historias cotidianas o relatos de vida increíbles, estos encuentros conmueven por su sinceridad extrema, destacan lo que somos, resaltando lo mejor y lo peor del ser humano. La Tierra, nuestra Tierra, se ve realzada con insólitas imágenes aéreas, acompañadas de una música con aires de ópera. Imágenes que transmiten la belleza de nuestro planeta y propician una ráfaga de oxígeno, un momento de introspección.

HUMAN es una obra comprometida que nos permite captar la condición humana y reflexionar sobre el sentido mismo de nuestra existencia.

Yann Arthus-Betrand retrata la humanidad en la monumental película ‘Human’

2.020 entrevistas, 63 idiomas, confesiones de todo tipo. Un hombre que proclama el amor por su esposa, una prostituta que quiere algo mejor para sus hijos, un niño que recrimina a su madre que le vendiera, una mujer que celebra tener una nevera, la que pide que el mundo sonría, el gay que fue apaleado, el hijo de un terrorista islamista que atentó en Estados Unidos en 1993, un senegalés que defiende su poligamia. Un proyecto descomunal, gigantesco. 191 minutos de película: Human ,del cineasta francés Yann Artrhus-Bertrand

“Solo soy uno de los siete mil millones de hombres que viven en la Tierra. Vengo fotografiando el planeta y la diversidad humana desde hace 40 años, y me da la impresión de que la humanidad no avanza. Nunca hemos logrado vivir juntos en armonía.
¿Por qué?
He buscado la respuesta en el hombre, no en estadísticas o estudios.” Yann Arthus-Bertrand

Con productores en decenas de países que hicieron cientos de entrevistas, Human acabó entrevistando a 2.020 personas de orígenes, idiomas, sueños y religiones distintos, indagando sobre en qué consiste ser humano. El planteamiento del filme es aparentemente sencillo. Fondo negro, plano corto, respuestas no demasiado largas.

“Hay inteligentísimas respuestas de gente sin estudios”, remarcó el cineasta

Un chico brasileño considera que hemos venido a este mundo “a llevar a la vejez la felicidad que tienes de niño”. “Sonreir es el lenguaje que todo el mundo habla”, dice una muchacha india. También aparece el ex presidente de Uruguay José Mújica opinando por qué no somos más felices: “El mundo se basa en el crecimiento contínuo, y para ello hay que consumir. Pero cuando compramos algo no lo compramos con dinero, sino con el tiempo que estuvimos ganándolo”.

Hacia el final, un joven se pregunta (le pregunta a su padre, en realidad) por qué en 1993 atentó contra el World Trade Center de Nueva York, asesinando a seis personas. “¿Qué lograste?”.

Muchos de los entrevistados contaban por primera vez vivencias traumáticas. “Fue sorprendente, nadie quiso revisarlo, y tras contárnoslo dijeron sentirse mucho mejor”, explicó una de las productoras, Anastasia Mikova.

La película deja un regusto amargo de la condición masculina en muchos lugares del mundo, y tiene un reiterado mensaje en favor de la educación. “Muchos nos dijeron que con más educación habrían sido mejores personas”, explicó el cineasta.

De vez en cuando, la película intercala imágenes aéreas de lugares que Arthus-Bertrand convierte en bellos en cualquier caso: vertederos, favelas, campamentos, hordas de hinchas, desfiles militares, miles de personas en una piscina en Corea, una boda múltiple en China. También impresionantes paisajes de Mongolia, Camboya, oceános, cascadas… y Barcelona. Es impresionante, en la primera fase de la película, la secuencia de construcción de un quatre de nou. Un icono de construcción en común.

La película está disponible en seis idiomas: español, francés, inglés, ruso, árabe y portugués. Arthus-Bertrand quiere aun mayor impacto que algunas de sus películas anteriores; la última, Home, fue vista por 600 millones de personas. Sólo con que logre esa cifra, el mundo será un lugar mejor. Human es un precioso alegato por el amor y la concordia entre personas.

El proyecto está financiado por las fundaciones sin ánimo de lucro Goodplanet y Bettencourt Schueller. También será presentado en las Naciones Unidas coincidiendo con el 70 aniversario de su fundación.

Genesis de la Película
Están todos su volúmenes en internet, aquí les dejo el primero

 

Fuente: HumanMovie La Vanguardia

COMENTA EL POST