Ellalabella

La Casa de la ópera Margrave de Bayreuth vuelve a abrir al público

  • Blog

En ningún otro lugar la cultura y la acústica de un escenario barroco se percibe con tanta autenticidad como en Bayreuth: en la Ópera del Margrave, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 2012, recién restaurada. 

La Ópera de Bayreuth fue construida entre 1746 y 1750 por el arquitecto teatral más importante de Europa en esa época, Giuseppe Galli Bibiena, y su hijo Carlo. En 2012, la UNESCO otorgó a la Ópera el título de Patrimonio de la Humanidad como el ejemplo más importante y mejor conservado de la cultura teatral barroca. Ahora se reabre, tras su restauración.

La Ópera de los Margraves está considerada una joya de la arquitectura barroca de los teatros del siglo XVIII. El esplendor del colorido interiorismo del teatro de la ópera impresiona vivamente al visitante.

Con una perfección sin igual, el teatro de la ópera de Bayreuth es representativo de la arquitectura de la corte del siglo XVIII y se considera uno de los testimonios más importantes del régimen absolutista. El teatro se construyó entre 1746 y 1750 por encargo de los margraves Federico y Guillermina de Brandeburgo-Kulmbach/ Bayreuth, orientándose en cuanto a dimensiones y esplendor en las edificaciones de Viena, Dresde, París y Venecia. El teatro de la ópera, donde se siguen representando obras en la actualidad, es un teatro de palcos realizado en madera y ya su fastuosa decoración, con tallas delicadamente pintadas, lo convierte en único en el mundo. La Ópera de los Margraves fue también el motivo por el cual el compositor Richard Wagner eligió Bayreuth como el lugar donde representar el festival homónimo. Le llamó la atención lo excepcionalmente grande del escenario para aquella época, pero las dimensiones y el perfil de la sala de espectadores no resultaban ideales para sus fines. No obstante, siguió pensando en Bayreuth como lugar donde celebrar su festival y decidió construir aquí su propio teatro.

 

fuentes: theaartnewpaper

Germanytravel

DW

 

Deja un comentario

Menú de cierre