Newsletter Ellalabella

Ellalabella

Las abejas y la miel de la Opera de París

25 de enero de 2016

 

 

 

Increíble miran donde se cultiva miel en París, a las abejas parece que también les gusta la opera y la danza, y que mejor que en este mágico lugar, amo estas noticias.

No solo música, danza y canto. Mucho más que eso produce el Palais Garnier de París. ¿Sabía usted que en sus tejados viven -y se cultivan- miles de abejas? Es probable que no. Pues bien, cada año producen más de 500 kg de una miel exquisita, que se puede comprar en la boutique del teatro por poco más de 10 euros el frasco de 125 gramos. También se encuentra en la tienda de comestibles de lujo Fauchon.

paris opera 11

paris opera 12

Por años y hasta que su cuerpo le permitió subir a las azoteas, el apicultor Jean Paucton cuidó con amor y pasión estos sorprendentes panales. Miembro de la Sociedad Francesa de Apicultura, Paucton, antiguo empleado de la Ópera de París, adquirió en 1983 un primer enjambre de 50 mil abejas para su casa de campo, donde esperaba mantenerlas tras su jubilación. Un contratiempo lo obligó a instalar por algún tiempo su panal en los altos del Garnier, con la autorización de sus superiores. Pocas semanas después, fue a recuperarlas y encontró que sus laboriosas obreras se habían dedicado a libar en los balcones de los alrededores y en los jardines del Museo del Louvre, del Palais Royal y hasta del cementerio de Père Lachaise.

Miel-Opera-Garnier-Paris

“La miel resbalaba por las goteras”, recordaba Paucton. Hoy, la colonia de abejas del Palacio Garnier cuenta con una decena de panales, y otros cuatro fueron instalados, con el mismo éxito, en los tejados de la Ópera Nacional de La Bastilla.

Todo es muy curioso porque “hoy se sabe que las abejas producen hasta cinco veces más miel en un medio urbano que en plena naturaleza. “Además, la variedad de especies es mayor y, como en la ciudad hace más calor, las plantas dan flores durante más tiempo”, agrega Olivier Darné, otro apicultor parisiense, que es también artista plástico y que instaló diez panales transparentes en las calles de París, invitando a los transeúntes a participar en la cosecha.

paris opera 14

Fuente: El Mercurio

COMENTA EL POST