Newsletter Ellalabella

Ellalabella

Las Sirenitas que impulsan los sueños del nado sincronizado chileno

23 de mayo de 2017
El dueto N° 1 del nado sincronizado nacional da qué hablar. En poco tiempo, Natalie Lubascher y Kelley Kobler se han convertido en importantes referentes de su disciplina, debido a sus destacadas participaciones internacionales. ¡Pero ellas quieren más! Sueñan con estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 e incursionar en la televisión como comentaristas deportivas y con programa propio.
000_was8944370-730x516

Hace 1 año y medio, Natalie y Kelley eran unas completas desconocidas. Pese a que ambas practicaron nado sincronizado desde pequeñas, no coincidieron hasta que la entrenadora brasilera, Marcia Leite, tuvo la idea de juntar sus habilidades acuáticas para potenciarlas como dueto en el año 2013.

Kelley viene de una familia apasionada por el nado sincronizado. Desde que tiene memoria recuerda haber visto a su mamá dirigiendo los entrenamientos en la piscina, así que su amor por este deporte no tardó en cautivarla.

chile4-730x486
TORONTO, ON - JULY 11: Kelley Kobler and Natalie Lubascher of Chile perforn during the Women's Duet Synchronized Swimming Final on July 11, 2015 in Toronto, Canada.   Al Bello/Getty Images/AFP

TORONTO, ON – JULY 11: Kelley Kobler and Natalie Lubascher of Chile perforn during the Women’s Duet Synchronized Swimming Final on July 11, 2015 in Toronto, Canada. Al Bello/Getty Images/AFP

Por su lado, Natalie descubrió el nado sincronizado gracias a su hermana mayor, a quien decidió copiarle el ejemplo cuando tenía 6 años de edad. Sin embargo, a los 15 años dejó esta disciplina y a los 23 volvió para aferrarse a él con más fuerza y forjar una inesperada amistad con Kelley Kobler, relación que se tradujo en logros deportivos como la medalla de oro en el Panamericano de la especialidad en Puerto Rico 2013, un 9° lugar en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y un inédito 27° lugar del Mundial de Kazan en Rusia el mismo año.

“Esta amistad que se ha dado entre las dos ha sido lo más importante que hemos logrado. Es que estar 12 horas diarias con la misma persona durante 1 año y medio de preparación intensa, si no te llevas bien con tu compañera los logros deportivos son imposibles. En nuestro caso tenemos muy buena relación y por eso pudimos clasificar a los Juegos Panamericanos, tuvimos la oportunidad de ir a mundial y la experiencia de competir para clasificar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016”, reconoce Kelley.

C-xGPcxXkAAU30D m1_768_Nado(20)
Los desafíos de las “sirenitas” y el sueño de los juegos olímpicos

El dueto N° 1 de Chile no descansa. Las “sirenitas” son madrugadoras y a las 05:30 de la mañana ya están inmersas en la piscina para comenzar su rutina de entrenamientos de duetos y combos. Y es que tienen muy claros sus próximos objetivos.

El 27 de mayo participarán del selectivo, donde se reelegirá el dueto y, por supuesto que ellas quieren mantenerse vigentes.

En el mes de agosto tienen otro gran desafío en la especialidad de los Juegos Panamericanos, que se realizarán en nuestro país. Luego de esta participación, tendrán tres meses más de preparación para conseguir medalla en los Juegos Bolivarianos, sin olvidar que el 2018 su primer objetivo serán los Juegos Odesur en Cochabamba, Bolivia.

-¿Pero qué hace tan exitoso a este dueto chileno?

“Somos tan diferentes que eso nos ayuda a complementarnos mejor. Yo soy muy flexible y artística, soy como la bailarina del nado sincronizado”, dice Kelley Kobler.

“En cambio ‘la Nata’ es más técnica y es muy perfecta en cuanto a los ángulos que logra y a los movimientos que hace. Esas diferencias nos han ayudado a que las rutinas sean mejores porque le sacamos provecho a los dotes que tiene cada una”, explica.

m1_768_Nado(16)

-¿Cuál es el sueño más grande que tienen como dueto en el nado sincronizado?

-Natalie tiene 27 años y Kelley 24. Están en su mejor momento deportivo, pero ¿cómo se ven en 5 años más?“Nuestro sueño más grande es llegar a unos Juegos Olímpicos, como Tokio 2020. Sería lo máximo del universo llegar tan lejos. Y por otro lado, algo más allá es que Chile llegue a esta cita, este sueño con un dueto o un equipo chileno también podría cumplirse en 2024 o 2028 y nos sentiríamos muy parte de ese logro. Espero que este sea el comienzo de las nuevas generaciones”, asegura Natalie.

“En 5 años más nos vemos sí o sí entrenando porque este es un deporte muy longevo. La edad de las nadadoras, de hecho, va en aumento. Incluso, hay nadadoras olímpicas dentro de las mejores que tienen 40 años. Y bueno, nos encantaría en cinco años más poder decir que estuvimos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020”, afirma Lubascher.

m1_768_Nado(10)

De la piscina a la TV las futuras comentaristas deportivas 

Las “sirenitas” posan como modelos para las fotos, su belleza capta la atención de los sponsor y su sensualidad se roba las cámaras. Es su naturalidad, por eso a nadie le extrañó que se desempeñaran tan bien como reporteras en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y que también les dieran la oportunidad de comentar sobre las competencias en TVN.

Lo cierto es que la experiencia frente a cámaras les quedó gustando.

“Encontramos muy entretenido el tema de las entrevistas y los programas. Por eso, nuestro sueño fuera del nado sincronizado es tener un programa las dos y comentar de deportes”, admite Natalie.

síguelas en su instagram kelleyynata 

 

fuente eldeportetienevoz

 

COMENTA EL POST