Newsletter Ellalabella

Ellalabella

Mi Andadura

Bajo el título Mi Andadura, el Museo Nacional de Bellas Artes exhibe una gran muestra retrospectiva del artista chileno, Fernando Casasempere. Una que incluye sus famosas cerámicas instaladas de manera inédita en el hall central, además de obras que revelan sus inicios como también sus más actuales facetas. No te pierdas esta increíble exposición abierta hasta el 29 de mayo.

DSC0704

Para referirse a Fernando Casasempere (1958), antes se deben detallar algunos antecedentes claves, tanto biográficos como artísticos. Por ejemplo, mencionar que su fascinación por la arcilla viene desde su infancia, cuando dedicaba buena parte de su tiempo a moldear figuras en distintos materiales, como la greda.

También es importante considerar que Casasempere, desde sus inicios, fue reconocido como un gran ceramista y escultor; tras estudiar Cerámica en España y volver a Chile en 1987, el connotado artista revolucionó la escena local al dar a conocer la arcilla como un material completamente nuevo para los criterios contemporáneos nacionales. En ese entonces se trabajaba en menor medida la cerámica, sin embargo la arcilla no estaba contemplada para ser la fuente o materia prima de obras que llegaran a galerías o museos.

Fue así que montó un par de exposiciones, hasta que en 1996 expuso 55 esculturas en la recién inaugurada Galería AMS Marlborough. ¿El resultado? Un éxito total: el día de la inauguración todas las obras ya estaban vendidas. Por último, y como datos no menores, Fernando Casasempere debe entenderse como un artista de calibre internacional. Tras su triunfo en la galería de arte chilena, decidió irse nuevamente, esta vez a Londres, en donde debió partir de cero, pero en donde poco a poco logró abrirse el camino de entrada a distinguidos espacios.

A su llegada, fue a mostrar su trabajo a Besson, una galería de cerámica de connotada reputación, en donde años más tarde llegó a compartir sus obras junto a algunos de los principales ceramistas del mundo y, posteriormente, exhibió en New Art Centre, por donde han pasado artistas de importante talla, como Anthony Caro o Richard Long, entre otros.

Muy pocas personas trabajaban y reconocían la cerámica. Me fui de Chile con gran incertidumbre porque estaba en un momento de gran reconocimiento, pero sentía que tenía que explorar nuevos horizontes y lenguajes”, dice Casasempere respecto a su retiro hacia el Reino Unido.

Mi Andadura en el Bellas Artes
Tras casi veinte años radicado en Inglaterra, el escultor y ceramista -ya instalado en el circuito de arte internacional; de hecho sus obras han sido exhibidas en museos y galerías europeas y norteamericanas más de lo que han sido mostradas en Chile-, Fernando Casasempere ha vuelto, específicamente al Museo Nacional de Bellas Artes para mostrar la evolución de sus obras.

Es posible que quien lea esta nota recuerde aquella instalación en la que el artista montó en 2012 más de 10 mil flores de arcilla en el frontis de La Moneda. La obra se llamaba Out of Sync. Fue expuesta primero en Londres, más adelante en la Plaza de la Ciudadanía en Chile, y luego en Antofagasta.

En fin, ahora, con su llegada al Museo, el artista prepara lo que será su primera gran retrospectiva en su país natal; se mostrarán desde sus primeros trabajos, hasta aquellos más actuales. En total, la muestra Mi Andadura contiene más de 300 piezas, pero hay que decir que, sobre todo, llama la atención una instalación inédita ubicada en el hall principal del Museo. ¿Quieres saber de qué se trata? Pues tendrás que verla con tus propios ojos. Simplemente impresionante.

Además, en esta exposición el público chileno podrá apreciar el desarrollo del artista en cuanto a la materialidad, el color, y la integración en sus trabajos de residuos mineros y volcánicos que le otorgan a sus obras un carácter sustentable y ecológico.

Para comprender Mi Andadura en mayor medida, también se deben atender los tres ejes principales de la muestra; el primero de fuerte influencia precolombina; luego el paisaje del norte de Chile -“que siempre me ha inspirado con sus colores y texturas”-; y, finalmente, el trabajo que Casasempere ha desarrollado en Londres durante las últimas dos décadas.

De Mi Andadura, el artista deja en claro que esto no es una retrospectiva y el título —Mi Andadura— es decidor en ese sentido: “Es una forma de decir ‘hasta aquí vamos’, y mostrar hasta dónde me ha llevado este camino del arte. Creo, además, que esta exposición funciona como un punto lógico para mostrar donde partí, y por eso también la muestra tiene mucho que ver con Chile. Es inevitable sentir que al hacer esta muestra acá se cierra un ciclo. En este sentido, el Museo Nacional de Bellas Artes parece ser el lugar lógico para reencontrarme con el público y el medio artístico chileno”, explica el artista.

Por último, y de acuerdo a la propia esencia de su obra -la cerámica-, el artista plantea  “Yo quería trabajar en un medio donde los nativos de América fueron verdaderos maestros; el arte precolombino es de una calidad igual o mejor que la del egipcio, por ejemplo, pero todavía no lo reconocemos. Me anclé a un material netamente americano, pero elaboré mi lenguaje desde una manera contemporánea. Eso ayudó a que se me abrieran los espacios en Inglaterra y a incrementar el interés y la curiosidad sobre mi obra, porque vieron una cosa muy lógica: un latinoamericano trabajando con un elemento latinoamericano”.

Por su parte, el Director del Museo Nacional de Bellas Artes, Roberto Farriol, dice: “para el Museo resulta muy pertinente exponer este gran trabajo de Fernando Casasempere, que apunta también a un rescate patrimonial de materiales y quehaceres, pero desde una lectura muy actual, lo que también se expresa en su preocupación por el medioambiente y la sustentabilidad del trabajo artístico, por lo que nos parece que es el momento perfecto para presentar esta obra con la magnitud en que se realiza en esta ocasión”.

¡No te pierdas esta imperdbile exposición, disponible hasta el 29 de mayo! 

Donde: Museo de Bellas Artes
Cuando: hasta 29 de mayo