Newsletter Ellalabella

Ellalabella

Mujeres escalando en Piedra Parada, Puro Girl Power

18 de mayo de 2016

La artista Pilar Eliorraga es Fotógrafa y escaladora y hace algún tiempo participa del sitio web Weekend Heroes, una página  dedicado a los viajes, la naturaleza y los deportes. Les quiero compartir una de las nota que subió sobre su gran aventura de escalada en “Piedra Parada”. En ésta cuenta sobre la experiencia que vivió con  tres amigas compañeras de viaje y aventura,  y nos regala bellas imágenes con las que retrata momentos precisos para  transmitir lo vivido,  de la manera más real posible. Maravillosos lugares, unión femenina, y energía natural, que más se puede pedir.

DSC_92391

Unas vacaciones que se armaron por si solas, nació de las ganas de hacer un viaje de mujeres y escalada… ¿que podría salir mal? Bueno, al principio casi todo!En realidad no mal pero complicado…quizás esa es la palabra: las fechas cambiaron 3 veces, no lográbamos definir en qué auto viajaríamos. Teníamos distintas opciones: adaptar con parrilla un jeep, usar la camioneta de un muy buen amigo, irnos en dos autos chicos. Y por error casi partimos al norte en vez del sur. Eso pasa cuando estás muy concentrada en cantar y bailar al manejar. Es bueno siempre considerar un margen de atraso al organizar un viaje… el nuestro fue de unas 3 horas, y no porque nos estuviésemos arreglando precisamente . Salimos al medio día de Santiago y cerca de media noche llegamos a Osorno a la casa de una amiga Pauline quien nos recibió con los brazos abiertos a pesar de la hora. A la mañana siguiente, tipo 8am, partimos a la frontera con Argentina. Cruzamos, compramos provisiones en Bariloche (importante el dulce de leche cuando acampas), luego una última parada en Gualjaina, el pueblo más cercano a Piedra Parada que para nuestra gran sorpresa (ya que es un lugar sumamente tranquilo y con poca actividad) celebraba su aniversario.

DSC_7682DSC_7393DSC_7390

Lo entretenido de llegar a acampar de noche es que al despertar el paisaje te sorprende… nosotras los sorprendimos de vuelta con unos piqueros en el río que estaba justo a nuestro lado. Descubrimos que nuestra ubicación era la mejor, nuestras dos carpas quedaban perfectamente ubicadas, teníamos pasto, sombra de un par de árboles y de uno de ellos colgaba una cuerda para lanzarte al refrescante río. Esa misma mañana (en realidad ya era medio día porque el río no nos quería soltar y tomamos un desayuno largo y distendido) partimos al cañón de la buitrera, el equivalente a Disney para los escaladores (hasta la entrada tenía un ingreso símil de parque de diversiones). De ahí en adelante, pura gozadera! Los primeros días en Piedra Parada estuvieron nublados, incluso cayeron algunas gotas, pero si estabas en una pared un poco desplomada ni te enterabas. Esos días no sabíamos que esas templadas temperaturas eran un regalo y probablemente no las aprovechamos totalmente ya que después de eso…. El calor fue intenso! Totalmente despejado, priorizabamos las zonas con sombra para escalar ya que al sol era imposible, incluso al atardecer la roca seguía irradiando calor. Obviamente esto nunca hizo que dejáramos de escalar, y como existen muchas opciones pudimos escalar un montón. Teniendo el río tan accesible hacía que estas vacaciones fueran playeras, así que en nuestros momentos de descanso (porque las yemas ya no aguantaban más o porque el empopeyamiento no bajaba) bikini y bronceado eran la prioridad. Por ser vacaciones de verano había mucha gente en el lugar. Principalmente escaladores paro también turistas que llegaban a este lugar de la Patagonia para admirar su paisaje lleno de roca.
DSC_9701 DSC_9519 DSC_9383

DSC_9850

Es bueno tener escapadas sin hombres, sobre todo de escalada. Te hace darte cuenta que eres independiente y capaz de lo que te propongas. Varias de nosotras tenemos pareja y cerca de Piedra Parada hay una escuela que ofrecía wifi gratis lo que nos permitió reportarnos de vez en cuando. Conocimos y compartimos con muchas personas, hasta hicimos un carrete en el camping para despedir las vacaciones (claramente no estuvo ausente el reggaeton!). Eso es algo lindo de la escalada, estamos todos en las mismas, buscando roca, viajando para escalar, disfrutando de la naturaleza, de compartir con los amigos y de las cosas simples que te hacen feliz. El cierre con broche de oro para nuestra aventura fue en nuestra parada en Osorno de regreso a Santiago (camino que también fue “desviado” por culpa de un lindo arcoíris… mejor no entrar en detalles!). Nos reencontramos con Pauline y su marido Felipe quienes nos esperaban con un entretenido paseo en helicóptero. Tuvimos el privilegio de sobrevolar el volcán Puyehue y el Osorno! ¿Qué mejor? Escalada, motivación, risas (carcajadas en realidad), bromas, complicidad y disfrute fueron los elementos que hicieron de este viaje unas vacaciones perfectas. Una vez leí lo importante que es para las mujeres tener amigas, es posible explicarlo pero nada es como vivirlo. Tener amigas con las que te sientas cómoda, con las que puedas reír y llorar, hablar de cosas profundas y superficiales y que te quieran con tus cualidades y defectos, te hace libre y feliz. Y eso éramos en estas vacaciones: cuatro amigas (locas) libres y felices.

DSC_9567 DSC_9644 DSC_9652 DSC_9963 DSC_9920

DSC_9383 DSC_9207 DSC_9218 DSC_9297 DSC_8857
DSC_8475 DSC_8367 DSC_8348 DSC_8012 DSC_7919 DSC_7831

DSC_9986 DSC_0422

Queremos agradecer especialmente a Patagonia y a Andesgear por su ayuda y a la Pauline Allamand y Felipe Momberg por su buena onda!
*Pascale Potin, *Gabriela Ulisse, *Stefi Tamburrino, *Pilar Elorriaga

Escrito por: Pilar Elorriaga y Stefi Tamburrino para Weekend Heroes
F
otografías: Pilar Elorriaga

COMENTA EL POST