Newsletter Ellalabella

Ellalabella

No hay prenda más sostenible que la que ya existe

17 de julio de 2015

Vestir a la moda, respetar el planeta y gastar poco es posible. 

Hasta hace poco, el concepto “moda sostenible” se asociaba a la ropa étnica y la estética hippie. Afortunadamente, y en gran parte gracias a celebrities como Stella McCartney, Amber Valletta o el mismo Bono de U2, que han puesto en marcha marcas de moda ecológica, vestir respetando el medio ambiente se ha convertido en algo mucho más cool.Lo malo, es que firmas como las suyas sólo son aptas para unos pocos bolsillos. Aún así, poco a poco van surgiendo marcas de ropa ecológica mucho más asequibles. Incluso recientemente han nacido dos asociaciones en el Estado español (Asociación Moda Sostenible en Barcelona y Mov3 en Galicia) con el objetivo de apoyar a estos diseñadores.

Closet

Pero lo cierto es que si queremos vestir de manera sostenible sin renunciar al estilo, podemos empezar a hacerlo sin gastar apenas un euro gracias a una tendencia que proviene del norte de Europa y que está pisando fuerte en nuestro país: el mundo de la ropa de segunda mano. ¿Y es que te ocurre una manera más sostenible de vestir que utilizando una prenda que ya existe?

Swap party

Una de las tendencias más de moda en este sentido –y sin lugar a dudas la más económica- es la del intercambio de ropa con familia, amigos y conocidos. Una práctica que se ha llevado a cabo toda la vida pero que ahora se ha puesto de rabiosa actualidad bajo el término inglés “swap party”, que literalmente significa “fiesta de intercambio”. Así que si quieres dar un aire nuevo a tu vestuario para la temporada otoño/invierno no tienes más que invitar a unas cuantas amigas a tu casa con la condición que traigan consigo cinco prendas que estén en buen estado pero que ya no usen. Quien sabe, quizás es la oportunidad perfecta para afianzarte de la chaqueta que se compró Carmen hace unos años y de la que te enamoraste nada más verla.

Tiendas second hand

Otra práctica muy interesante para renovar el armario de una manera muy sostenible y sin hacer una gran inversión económica es la de darse una vuelta por una tienda de segunda mano. En el norte de Europa es una práctica muy extendida y no hay población que no tenga una (o muchas). En nuestro país todavía nos cuesta acercarnos a estos establecimientos y, mucho más, comprar en ellos. Pero tiempo al tiempo. Y es que en blogs de itgirls como la mismísima Paula Echevarría ya podemos encontrar posts en los que presumen de haber adquirido tal o cual prenda en una tienda vintage. Y si en tu población todavía no hay ninguna tienda con estas características tienes dos opciones: o buscar en páginas web de ropa de segunda mano o, porque no, abrir tu propia tienda. Es un negocio al alza.

Háztelo tú misma!

Si lo de los intercambios y las tiendas de segunda mano no va contigo, no hace falta ni que te muevas de casa para renovar tu vestuario de una forma totalmente sostenible. La solución la encontramos bajo otro vocablo inglés: los DIY (Do It Yourself); es decir, el “háztelo tu mismo”. Si frecuentas blogs de moda ya te habrás dado cuenta que no hay manera más cool de dar una nueva vida a nuestra ropa y, por que no, aprovechar para tapar una mancha, que el de personalizar nuestras prendas mediante hilo y aguja. En Internet existen millones de videos y sitios web en los que nos enseñan a convertir un bolso pasado de moda en una cartera máxima tendencia o a transformar una camiseta en una prenda para llevar a una boda utilizando los cordones de unos viejos zapatos.

clothes waste

Upcycling

Pero si pese a todas estas alternativas, a ti lo que te gusta es estrenar ropa, también puedes apostar por el reciclaje apostando por diseños creados a partir de materias primas ya existentes gracias a diseñadores y marcas especializadas en el Upcycling. Se trata de una técnica cada vez más utilizada en la industria de la moda sostenible que consiste en crear ropa totalmente nueva y con mayor valor a partir de un material concreto, que puede ser una prenda de ropa ya existente pero también una botella de plástico o el neumático de una bicicleta. Los resultados son increíbles.

Así que ya sea a través de los swap, las tiendas de ropa de segunda mano, los DIY, el upcycling o, simplemente, sacando partido a las prendas de tu armario que tienes muertas de risa, de lo que se trata es de antes de comprarte una prenda totalmente nueva, mires si la puedes conseguir dando una segunda vida a algo que se iba a convertir en un residuo. ¿Y es que no te parece que ya hay demasiadas cosas en este planeta?

Diseñadores upcyling 

Virginia Rondeel, Barcelona. Deconstruye camisas que consigue gracias a amigos y conocidos o que compra en tiendas de segunda mano y las convierte en faldas, pantalones y vestidos.

Del Través, Barcelona. Realizando alquimia textil, Fiona Capdevila transforma materiales textiles en desuso y los convierte en piezas nuevas totalmente diferentes de lo que fueron en su origen.

Ecoalf. Madrid. A partir de redes de pesca abandonada, botellas de plástico usadas o posos de café crean chaquetas, mochilas o calzado de diseño.

Iniciativas para sacar partido a nuestro armario 

Moves To Slow Fashion. Tienda online que cada día 15 de mes pasa a recoger a nuestro domicilio y de manera gratuita la ropa que ya no queremos (máx. 5 kg.). A cambio nos regala un vale del 15% de descuento para comprar productos de su tienda. Todos ellos sostenibles.

De armario a armario. Valencia. Iniciativa de intercambio de ropa que, al más puro estilo boutique, reinventa el trueque de prendas de vestir, en un ambiente sofisticado rodeado de música, cupcakes y copas de vino.

Fundación Humana. Cuenta con 32 tiendas de ropa de segunda mano en España. La ropa que vende en ellas procede de la ropa que la gente deposita en uno de los 5.000 contenedores de reciclaje. Los beneficios de las ventas se destinan a proyectos de cooperación al desarrollo.

fuente: Gansos salvajes

COMENTA EL POST