Newsletter Ellalabella

Ellalabella

Pastillas contra el dolor ajeno, lo que logra una idea creativa

6 de diciembre de 2011
PinterestGoogle+TwitterFacebook

Lo que es capaz de lograr con una idea creativa

 

¿Qué es la pastilla del dolor ajeno?

 Es un acto simbólico pero, a la vez, de gran impacto: comprando esta caja de caramelos de venta exclusiva en farmacias y al precio de solo 1 euro estas colaborando en una campaña solidaria de ayuda a enfermos olvidados.

Al principio se produjeron 1,5 millones de unidades, pensando que tendrían existencias para varios meses, pero, afortunadamente, se agotaron en sólo 20 días. Tres meses después del lanzamiento de la campaña Pastillas contra el dolor ajeno y gracias a una espectacular participación de la sociedad española se han vendido más de 3 millones de cajas en las farmacias. Los primeros ingresos ya permiten tratar a pacientes de Chagas en Bolivia y VIH sida en Zimbabue.

Actualmente, han lanzado “Grita de dolor ajeno”, la segunda parte de “Pastillas contra el dolor ajeno”, que servirá también para firmar un manifiesto para reforzar las demandas de Médicos Sin Fronteras ante instituciones, gobierno y empresas.

 Indicaciones Las pastillas contra el dolor ajeno son indicadas para el tratamiento sintomático de dolor ajeno de intensidad alta, leve o moderada. El principio activo de las pastillas contra el dolor ajeno es el amor. Este principio es parte de un gesto humanitario que actúa directamente en las zonas más necesitadas y su fin es ayudar a aquellos que lo necesitan.

En el primer mundo, si te duele algo hay pastillas para mitigar casi cualquier dolor. Pero… ¿qué pasa si lo que te duele es el dolor ajeno, el dolor de los que no tienen pastillas para curar su sufrimiento?

 

¿No es genial, que nosotros que tenemos pastillas de casi todo, podamos tomarnos una para calmar el dolor  de los que no tienen?

 

Entrevista a Jorge Martínez  creador de esta gran idea

Jorge Martínez es Socio Fundador y Codirector Creativo de la agencia murciana Germinal Comunicación, recibió este año el Sol de Platino, el máximo galardón que concede el El Sol -Festival Iberoamericano de la Comunicación Publicitaria-, por la campaña “Pastillas contra el dolor ajeno” realizada para Médicos sin Fronteras.

¿Cuándo empezaste a sentir los primeros síntomas de esta idea?

Los primeros síntomas vinieron a raíz de conocer el problema. El conocimiento exhaustivo de este drama, que mata a 8.000 personas cada día, me llevó a hacerme muchas preguntas, y a buscar respuestas. Pensé que desde mi condición de ser humano, y de profesional, tenía que haber maneras de ayudar, y decidí intentarlo. Las ideas son una herramienta poderosísima para transformar nuestro entorno, eso sí, deben ser mezcladas con la pasión y la determinación para que tengan efecto.

¿Cuáles fueron los efectos secundarios que sufriste al recibir el Sol?
Los premios, pero sobre todo, el cariño de la gente, te hacen sentir realmente bien. Pero el mayor efecto secundario en todo este proceso, ha sido, sin lugar a dudas, sentir que has hecho algo importante por los demás; que una idea tuya, está siendo capaz de salvar vidas en manos de la gente adecuada, eso te produce una sensación mágica, mezcla de responsabilidad y de enorme felicidad y orgullo.

¿Qué recetarías a una agencia publicitaria contagiada por la crisis económica?
La crisis económica no debe convertirse nunca en una crisis de ideas. Al contrario, la imposibilidad de relajarte y dejarte llevar, deben provocar una necesidad “real” de salir hacia adelante. El mayor potencial de cualquier agencia, son sus ideas, su capacidad para hacer que las cosas ocurran. Cuanto más pequeña sea la agencia, cuanto más frágil, cuanto peor sea su situación, más posibilidades habrá de que las cosas ocurran, porque esa capacidad es proporcional al interés, al deseo, no al tamaño de las corporaciones. Las verdaderas revoluciones siempre nacen de personas, no de los consejos de administración.

¿Qué similitudes crees que hay entre un médico y un creativo?
Yo admiro mucho a los médicos y a cualquier persona capaz de curar a otro, capaz de salvar una vida. Creo que sería prepotente e injusto por mi parte comparar ambas profesiones. Lo que nos une, en realidad, no tiene que ver con nuestro trabajo, sino con nuestra condición de seres humanos. Cualquier persona que se proponga ayudar a los demás, sacrificarse por el prójimo, merece toda mi admiración y respeto, sea cual sea su profesión. Quizá los creativos, en general, hemos infravalorado nuestra capacidad, y hemos vivido demasiado tiempo en una burbuja, ensimismados, pensando que lo que hacíamos, en realidad, no tiene demasiado trascendencia. No la tiene, es cierto, pero puede tenerla si nos lo proponemos.

Como tutor de uno de los Masters of Design and Innovation, la medicina más avanzada que ofrece el IED Madrid en formación. ¿En qué se diferencia el Master of Communication Design Labs frente a otros que hay en el mercado?
Yo he tenido la oportunidad de vivir todo el proceso de gestación de este máster, lo que ha sido muy placentero y una gran responsabilidad. Te puedo asegurar que todos los que hemos formado parte de él, de una u otra forma, empezando por su director, Toni Segarra, hemos querido poner en el todo nuestro saber hacer, nuestra experiencia, e incluso nuestras dudas, desarrollando no un máster, sino el máster que el futuro, y el presente de nuestra profesión, creemos que necesita, y que pasa, necesariamente, por formar a personas que se hagan preguntas, y que sean capaces de dar respuesta a algunas de ellas, en ámbitos que trascienden de lo meramente publicitario.

 

Entrevista realizada por el IED  de Madrid

Todo sobre la pastilla del dolor ajeno http://www.msf.es/pastillascontraeldolorajeno/

 

COMENTA EL POST