Newsletter Ellalabella

Ellalabella

Reaparece el legendario Peter Bogdanovich con la comedia “Enredos en Broadway”.

Enredos-750x400-1

Tras 13 años apartado del cine

Reaparece el legendario Peter Bogdanovich con la comedia “Enredos en Broadway”.

Vuelve la pantalla grande el reconocido cineasta, Peter Bogdanovich, integrante de la influyente generación conocida como New Hollywood durante los años setenta y ochenta (de la que también formaron parte Scorsese, Coppola, Allen, entre otros más), a filmar una screwball comedy, esta vez rindiéndole homenaje a uno de los precursores del género: el genial Ernst Lubitsch, con una cinta situada en el aburguesado ambiente teatral neoyorkino.

“Izzy” (Imogen Poots) es una joven mujer que divide su tiempo entre probar suerte como actriz y prestar sus servicios como prostituta. Uno de sus más recientes clientes resulta ser Arnold Albertson (Owen Wilson), prestigiado director de Broadway, quien a pesar de estar casado desde hace varios años, cae rendido ante ella y le ofrece una fuerte suma de dinero para que se concentre exclusivamente en su carrera.

Irónicamente “Izzy” acepta el trato y consigue un papel en la nueva obra de Arnold, la misma en que la protagonista es su esposa, la estrella Delta Simmons (Kathryn Hahn). El triángulo amoroso y los malos entendidos no tardarán en surgir. En el entramado se sumarán la psicóloga de “Izzy” (Jennifer Aniston) y su pareja (Will Forte), el dramaturgo de la puesta en escena. La situación da pie a cientos de complicaciones.

Esta película nace de una experiencia personal. Cuando estaba preparando el reparto de Saint Jack (El rey de Singapur), Peter Bogdanovich conoció a muchas prostitutas. Le apenó especialmente ver a dos de ellas que no querían hacer aquello, así que el cineasta les dio dinero para que pudieran empezar una vida nueva. Ese gesto se convirtió tiempo después en el primer impulso de un guion, Enredos en Broadway, una historia que nació hace quince años de la mano del director y su ex esposa Louise Stratten. La intención era que ella misma protagonizara la película junto a John Ritter, pero la prematura muerte del actor paralizó el proyecto.

Bogdanovich decidió retomarlo cuando se hizo amigo de Owen Wilson y le habló del personaje de Arnold.

“Cuando conocí a Owen vi algo mágico en él, y decidí que podría recuperar el proyecto con él como protagonista”, ha explicado hoy el director neoyorquino en rueda de prensa, acompañado por el propio Wilson.

La película es la vuelta a la gran pantalla de Bogdanovich, que con esta obra rinde homenaje a las comedias románticas americanas clásicas.

La película que se estrenará el próximo 13 de agosto cuenta con Wes Anderson y Noah Baumbach como productores ejecutivos y un cameo de Quentin Tarantino que fue muy aplaudido durante la exhibición de la cinta, fuera de concurso.

TAGS: cine