Ellalabella

Sí, las mujeres pensamos diferente

Años atrás, las mujeres luchábamos por votar. Hoy nos hermanamos en nuestras conquistas.

Los mitos, las diosas y el matriarcado vuelven a ser parte de una conversación silenciada durante siglos en Occidente. ¿Por qué es necesario recuperar la reflexión filosófica con voces femeninas?

La sabiduría es femenina”, es la primera frase del libro Las mujeres piensan diferente (Sudamericana), un texto donde las escritoras Marit Rullmann y Werner Schlegel partieron de una pregunta: ¿por qué, a la hora de trazar la historia tradicional de la filosofía, las pensadoras mujeres nunca aparecían citadas?  

Es sus páginas buscaron visibilizarlas, compartiendo las voces e investigaciones de muchas de ellas; valiosos aportes que dieron como resultado una nueva forma de reflexión y de acción a la hora poner en valor lo femenino y cuestionar la hegemonía discursiva del patriarcado.

El libro fue editado hace algunos años, cuando la posibilidad de vislumbrar verdaderos cambios estructurales todavía parecía remota. Hoy, de la mano de esas mujeres (y de tantas otras que hicieron historia a través de disciplinas diversas), el mundo comenzó a delinear un escenario totalmente nuevo, un espacio global en el que vamos recuperando, poco a poco, a las diosas amordazadas por el relato machista.

¿Por qué hablar de eso sagrado femenino?

Porque, como describe el psicoanalista junguiano Edward Whitmont en su libro Regreso a la Diosa, se trata de una búsqueda que va más allá de los géneros: “La Diosa es la guardiana de la interioridad del ser humano”, escribe allí el austríaco y, en otro pasaje, remarca: “Lo femenino exige un nuevo reconocimiento al mismo tiempo que surge una violencia que lo amenaza todo”.  

La mujer está ocupando cada vez más espacio en el debate cultural, también entre nosotras, las mujeres, que una y otra vez denunciamos el ser tratadas como ‘objetos’ sexuales o como propiedad de los varones, y no como ‘sujetos’ autónomos. Esta reivindicación ha desatado una diabólica violencia de varones machistas contra las mujeres a las que tienen de rehenes, violadas y abusadas en las guerras, sojuzgadas con excusas religiosas, o maltratadas y asesinadas en lo privado, un genocidio planetario. Paradójicamente, cada vez más mujeres consiguen altos cargos de poder, ya sean políticos o corporativos. Lo femenino está buscando un nuevo lugar en la cultura”, compartió tiempo atrás Cristina Miguens, Directora de Sophia, en una columna que puedes leer haciendo clic acá.

En este mes tan especial en el cual recordamos tragicos momentos y mujeres valientes que lucharon por lo que hoy se ha logrado, tte compartimos el legado de seis mujeres que, a través de trabajos valientes y luchas muchas veces en soledad, lograron cambiar mentalidades y abrir nuevos rumbos para todas.

Gracias a todas las que asumen a diario el desafío de recordarnos la necesidad de honrar lo femenino, más allá de los géneros.

Si pudiéramos lograr que otra vez un tiempo cíclico femenino tuviera la validez que probablemente alguna vez haya tenido, en los lejanos días interminables de las grandes diosas, quizás el siglo XXI pueda pasar a la historia de los hombres como el siglo de las mujeres”, concluyen su trabajo Rullmann y Schlegel, de quienes tomamos la idea prestada: sí, las mujeres pensamos diferente. Y lo celebramos.

Algunas, de las tantas pensadoras fundamentales que cambiaron nuestra época.

Lee la historia de éstas mujeres aquí SophiaOnline


Cerrar menú