Newsletter Ellalabella

Ellalabella

Te invito a conocer The Social Coin “La Moneda Social”, una semilla que traspasa fronteras

19 de enero de 2015

Potenciar la ayuda entre personas, crear vínculos entre ellas, y al mismo tiempo, fomentar la promoción del medio ambiente a través del cultivo de semillas que simbolizan un proceso de solidaridad en el mundo es lo que busca The Social Coin “la moneda social”

6a00d8341bfb1653ef0192ab448ba6970d

Las consecuencias de los últimos tiempos han llevado a muchas personas a situaciones extremas. La sociedad a veces parece girar la cara para el otro lado, bien por la creencia de no poder hacer nada, o como consecuencia de la pérdida de valores sobre los que las nuevas generaciones se sustentan. En este contexto nace The Social Coin. En medio de la crisis financiera que vive España, seis jóvenes decidieron hacer “la moneda social”, una empresa social sin ánimo de lucro que ha creado una moneda de cambio que obliga a su propietario a ayudar a alguien que precise algún tipo de asistencia y que sea realizable para esa persona.

Ésta es una moneda que tiene valor solo cuando se la das a alguien a quien ayudas. A su vez, el beneficiado, debe hacer una nueva acción y entregar nuevamente la moneda. Una cadena de favores, que enriquece a las personas en lugar de enriquecer sus billeteras.

interior_social

«Las monedas simbolizan ayuda, y pasan de mano en mano creando cadena de favores», explica Laia Ribera, responsable de comunicación de la empresa. «Cualquier persona puede ir a nuestra web, comprar una moneda y regalarla, también puede entregarla a alguien a quien realice un favor», matiza. Cada moneda cuesta 10 euros. Con ese dinero recaudado, afirma que se cubren los gastos de materiales y acuñado de la moneda y otra parte se destina a hacer nuevas divisas que se donan a colegios para concienciar, con idea de que entre sus alumnos se pueda trabajar en valores, no sólo de forma teórica sino también de forma práctica.

Para Laia, la misión de esta iniciativa es fomentar el altruismo y cambiar el mundo para que sea mejor: «El mundo lo van a cambiar las generaciones venideras y si fomentamos las cadenas de favores entre los niños hay más esperanza».

La primera vez que los jóvenes salieron a la calle con sus social coin en los bolsillos, en la primera hora ya se habían desprendido de las 15 monedas que habían elaborado como prototipo. Levantar a un ciclista caído, orientar a un turista perdido, cargar con las bolsas de una persona mayor, donde vieran había una buena obra que hacer y por ende, un potencial receptor de su invento.El llevar la moneda te hace estar más alerta, más pendiente de la gente a la que se pueda ayudar, dicen los creadores.

 

El sistema es el siguiente

Recibes la moneda, que tiene un código QR acuñado y piensas qué buena obra hacer. La escribes en el sitio www.thesocialcoing.org (se recomienda ponerse un objetivo claro para que no quede en el aire) y una vez realizada, se la pasas al beneficiado y puedes seguir el recorrido de la moneda por la web.
Cada social coin está construida de un material biodegradable, resistente al agua y adentro contiene una semilla. Su “vida útil” es de tres meses y, una vez cumplidos, le llega un mensaje de texto a cada persona que tuvo contacto con la moneda, para que se reúnan, planten la semilla y la dejen dar más frutos.
Las empresas pueden comprar social coins por 10 euros. La plata recaudada va destinada a hacer más  monedas, que se entregan de forma gratuita a ONGs, hospitales, colegios, etc. para así multiplicar las cadenas.
Los creadores hicieron su negocio en respuesta del alto consumismo que ven, a pesar de la crisis en que están sumergidos, ya que consideran que hacer algo por otro sin esperar nada a cambio es un gran antídoto contra el consumismo.
Hasta la fecha 16.384 monedas con propósitos de ayuda se han registrado en el sitio web. Estas, han ayudado a más de 125 mil personas: 77.945 mujeres y 47.214 hombres para ser exactos. Del total de monedas inscritas, más de 4.500 han sido plantadas para ser transformadas en árboles.
Dos años después de su creación, la idea de cambiar el mundo se vuelve más real. Si bien España sigue siendo el país donde más se intercambia la social coin (70.9%), ya se pueden encontrar en Holanda, Inglaterra, Ecuador, Estados Unidos, incluso Chile, entre otros.

5c576a4f62243762725ff425fdb620f6

Si quedaste entusiasmado con la idea y no quieres esperar a que te llegue, sino tú partir la cadena, puedes comprar una en el sitio web. Sino, también puedes proponerle a tu empresa que lo haga y así construir un ambiente altruista dentro de las oficinas y, de pasadita, ayudar a cambiar el mundo.

fuente: el definido el correo web

COMENTA EL POST