Ellalabella

Vallas especiales de Nueva Zelanda

Algunos neozelandeses tienen una forma peculiar de deshacerse de los objetos que ya no utilizan: los cuelgan en vallas. Desde sujetadores y zapatillas hasta cepillos de dientes pueden verse colgando a lo largo de kilómetros en vallas junto a las carreteras. En un país con tan poca densidad de población como Nueva Zelanda, quizá conducir atravesando caminos adornados de objetos cotidianos coloridos les ayuda a sobrellevar la soledad de la carretera.

El caso más famoso es el de la Valla de Sujetadores de Cardrona, en Central Otago. Todo empezó cuando, durante las Navidades de 1998, alguien encontró cuatro sujetadores colgando de una valla cercana al Hotel Cardrona, sin que todavía se hayan esclarecido los motivos. Pronto, el rumor se extendió y empezaron a aparecer más sujetadores. En febrero del año siguiente se llegaron a contar más de 60, pero alguien debió de sentirse ofendido y, de la noche a la mañana, desaparecieron todos. La prensa local difundió la noticia y los sujetadores volvieron a aparecer, de forma que en octubre del 2000 había unos 200.

De nuevo, alguien anónimo se dehizo de ellos. El suceso, esta vez, fue difundido por las noticias de todo el país y, en poco tiempo, los sujetadores invaderon otra vez las vallas, pero ahora de forma mucho más masiva, hasta convertirse en una atracción turística. Desde que se hizo famosa, la cadena de sujetadores ha sido saboteada en varias ocasiones por haterspero al final siempre vuelve a resurgir.

 

Otras vallas están formadas por hawaianas y cepillos de dientes, una forma muy especial de reciclar de los neozelandeses

fuente: Cosasrandom

Cerrar menú