Artistas indigenas canalizan su energía haciendo mascaras faciales con su arte

En la imagen Lisa Shepherd con su mascarilla

Un grupo de artistas indigenas y no indigenas  decidieron crear sus propias mascararillas, para motivarse a seguir creando su arte en estos tiempos difíciles. Ellos crean para así canalizar sus ansiedades producto de la pandemia de COVID-19. Son todas únicas y utilizan técnicas y materiales elaborados de forma tradicional, cada artista usa  el material y el estilo que suelen trabajar. 

De ésta idea nació un grupo de facebook   llamado Breathe con el fin de crear comunidad durante estos locos tiempos de pandemia. Ahí  comparten sus procesos de trabajos, materiales y diferentes técnicas de como han hecho sus mascarilla. 
El grupo fue iniciado por dos mujeres métis, Nathalie Bertin y Lisa Shepherd. Hace un llamamiento a los trabajadores de cuentas y artistas tradicionales para que pongan su giro en el concepto de una máscara facial.

Ésta comunidad nació hace unos meses, y ya hay muchas mascarillas creadas. Aquí les comparto algunas de las que más me gustaron y historias de algunas de las artistas. Buenísimo que el arte sirva de terapia y de contención para poder pasar éstos tiempos en cuarentena. 

Algunas palabras de sus creadoras

“El virus no solo se queda allí; el virus no conoce fronteras, no conoce la raza, no conoce el origen étnico “, dice Lisa Shepherd. (Gabriel Shepherd)

Shepherd dijo que al comienzo de la pandemia se sintió abrumada por las emociones y le resultó difícil tomar una aguja e hilo para comenzar a crear.

“Todavía tenía el deseo de querer hacer algo como artista, poder ofrecer curación, ofrecer oportunidades para que otras personas trabajen con sus propios pensamientos”, dijo.

“Creo que se está creando una belleza increíble y un amor increíble y creo que merece ser visto”, dijo Bertin. 

Esperan ver algún día una exposición de la galería de máscaras creadas. 

Mascarillas de artistas y sus pensamientos sobre ésta pandemia

La artista Marlana Thompson de Akwesasne creó esta máscara “para que no olvidemos lo que sucedió”. (Enviado por Marlana Thompson)La artista Marlana Thompson a llamado la atención con su mascarilla

“Durante la pandemia, estoy tratando de aprender a relajarme y hacer cosas por mí”, dijo Marlana Thompson de Akwesasne, una comunidad Mohawk que se extiende entre las fronteras del estado de Ontario, Quebec y Nueva York. 

Creó una máscara adornada con fresas con cuentas, cedro y agujas de abeto en el estilo tradicional de cuentas de Haudenosaunee. 

La máscara también dice “C-19 2020” para conmemorar la pandemia. 

“Para que no olvidemos lo que sucedió”, dijo Thompson. 

Thompson dijo que cree que este es un momento de reflexión y que hay cosas buenas que salen de la situación, como las familias que se unen a través del distanciamiento físico y las personas que toman más control sobre sus vidas y la comida que traen a sus hogares.

Delores Gull de Weenusk First Nation creó esta máscara de médico de la peste después de notar una similitud con las máscaras ceremoniales Cree. (Gaviota de fe)

“Al principio no sabía qué significaba” viral “hasta que mi hija me lo explicó”, dijo.

Gull, que es Cree y miembro de Weenusk First Nation en el norte de Ontario, actualmente reside en Timmins, Ontario, y ha estado haciendo cuentas durante 30 años. 

La idea de crear la máscara surgió después de que su hija le mostró a Gull el grupo de Facebook Breathe , que hace un llamado a los artistas tradicionales de cuentas y artesanías para que usen el concepto de la máscara facial pero se expresen en su diseño. 

“Encontré esta máscara de médico de la peste y me recordó a las ceremonias a las que asistimos”, dijo Gull. 

Durante la era de la peste bubónica en Europa, los médicos de la peste llevaban máscaras con picos extendidos en forma de pájaros rellenos de plantas aromáticas o especias.

En la versión de Gull, el rayo representa la ceremonia, los tres círculos en la parte inferior del pico representan la vida y las flores con cuentas representan las medicinas en la tierra. 

Una vez que se completó la máscara, se armó un atuendo que incluía una falda de cinta diseñada por Delina White y se tomó fotos con su hija. 

La máscara en sí está hecha de piel de caribú que fue un regalo de su madre y también tiene plumas colgantes de búho nival que fueron un regalo de su difunto abuelo. 

“Significa el mundo para mí”, dijo. 

 

Otras mascarillas 

Mascarilla de Terre Chartrand

Mascarilla de Rebecca R Agecoutay

Mascarilla de Shayai Lucero

 

Mascarilla de Vanessa Hyggen Art

 

 Fuente y más información en  CbC
CbC