Ellalabella

Cuarentena y violencia contra la mujer

Estamos pasando por momentos difíciles a nivel mundial con la invasión del coronavirus,  tenemos que estar en cuarentena en nuestras casas para proteger la salud de todas las personas que nos rodean, especialmente enfermos y personas mayores . Lo que pocos se han preguntado es que pasará con las mujeres que son violentadas día a día por sus maridos y que hoy tienen que estar en la misma casa sin salir durante muchos días,  los niños también son parte de esto lo que  me parece terrible,  como se puede ayudar, como registrar como están esas mujeres, me encantaría tener la respuesta, pero aunque haya una forma , desde las casas sin poder salir es un poco difícil. Con esto uno se da cuenta de la cantidad de situaciones difíciles  que implica una cuarentena, la convivencia, los problemas sicológicos, familias que viven realmente hacinadas etc…  espero que encontremos la solución para todas estás mujeres que  estén siendo agredidas en estos tiempos de encierro

Carolina Cuevas: «Enfrentamos la violencia reforzando nuestras redes, pero los necesitamos a todos. Hacemos el llamado a que el entorno de las mujeres se involucre; que esté atento y se oriente. Su apoyo es clave para prevenir…».

La crisis que vivimos como país a raíz del coronavirus nos plantea múltiples desafíos. Entre ellos están cumplir con la cuarentena preventiva para evitar la propagación del contagio y la implementación del teletrabajo, que implican acondicionar nuestro día a día y el de nuestras familias para quedarnos en nuestras casas. Pese a lo difícil, ambas medidas apuntan a proteger nuestra salud y la de todos; sin embargo, para un segmento de nuestra población este encierro puede ser doblemente complejo y significa también un riesgo.

La violencia contra la mujer no conoce de cuarentenas. Las mujeres que son víctimas de todo tipo de violencia podrían verse más expuestas a esta porque permanecerán mayor tiempo con las parejas que las agreden, muchas veces en espacios reducidos y con la presencia de niños y niñas que podrían ser testigos y víctimas de ella.

Un estudio de caracterización del femicidio en Chile, encargado recientemente por el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, evidencia que tanto los femicidios frustrados como los consumados ocurren con más frecuencia en la noche y madrugada de los fines de semana, cuando hay mayor convivencia y presencia de otros factores como droga y alcohol.

La experiencia internacional señala que el aislamiento puede generar estrés, síntomas de depresión, ira y ansiedad, efectos que pueden asociarse con un incremento en los casos de violencia doméstica. Como evidencia tenemos el caso de China, donde se han reportado el doble de casos de violencia desde el inicio de la cuarentena. El 90% de las denuncias recibidas se vinculan a esta, lo cual también nos alerta respecto de agresiones que pueden ocurrir por primera vez en los hogares, siendo la cuarentena su detonador.

Como Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, sabemos que esta realidad tiene angustiadas a muchas mujeres, y que lo importante para ellas es saber que no estarán solas en esta emergencia. Es por eso que implementamos un plan de contingencia que evaluamos constantemente para reforzar nuestra capacidad de atención. Aumentamos los turnos del fono de orientación 1455 para mujeres víctimas de agresión, como también estamos ajustando otras modalidades, porque sabemos que en la convivencia puede ser difícil realizar un llamado. Junto con eso, hay coordinación con las organizaciones públicas que intervienen en los protocolos de violencia para monitorear su labor. También ajustamos la atención de los 109 Centros de la Mujer para poder comunicarnos por el momento de manera online o telefónica.

Pero en esto la prevención es clave. Muchas mujeres podrían ser víctimas de violencia doméstica por primera vez y tenemos que concientizar que existen distintos tipos de agresión, ninguno aceptable ni justificable. Reiteramos la importancia de reforzar la corresponsabilidad en el cuidado de niños y adultos en estos momentos de tensión; así enseñamos que todas las personas merecen el mismo respeto y evitamos perpetuar una sociedad donde unos se sienten con derechos sobre otros, incluso con el de quitarles la vida.

Enfrentamos la violencia reforzando nuestras redes, pero los necesitamos a todos. Hacemos el llamado a que el entorno de las mujeres se involucre; que esté atento y se oriente. Su apoyo es clave para prevenir y evitar que la violencia se vuelva también un virus.

Carolina Cuevas
Ministra (s) de la Mujer y Equidad de Género

fuente:emol

Cerrar menú