El negocio fundamental del bienestar humano por Sadhguru

  • Categoría de la entrada:Bienestar / Blog

El negocio del bienestar humano es el único negocio real. Todos los demás negocios se derivan de ese.

En las sociedades modernas, mejorar la calidad de nuestra vida se ha convertido en uno de nuestros principales objetivos. En esta búsqueda, tendemos a enfatizar en potenciar las situaciones externas de nuestro trabajo, negocio, familia y la abundante acumulación de cosas materiales; A pesar de todos los esfuerzos, nuestra vida personal y profesional a menudo carece dolorosamente de felicidad y plenitud.  Aquí les comparto una reflexión que encontré en la página de Fundación Isha,  que nos puede ayudar a tener más consciencia sobre la importancia de nuestro bienestar  interior para todo lo que queramos hacer en la vida y como  el bienestar  tiene que ser el objetivo de todos los negocios.

Ojalá  empecemos a remar todos hacia el mismo lado, camino al bienestar de las personas y lo que nos rodea, ahí esta el futuro de todas las empresas, que trabajar para eso es lo que da sentido a todo lo que hacemos, cada uno a través de lo que ama hacer.

Sadhguru es un indio yogui fundador de la Fundación Isha, El dice: Ya sea que fabriques un alfiler, una computadora o una nave espacial, o que enseñes a la gente a meditar, solo hay un negocio en el mundo: el bienestar humano.

“Cualquiera que sea la naturaleza del negocio, fundamentalmente, todo se ha iniciado en aras del bienestar de los seres humanos. El negocio del bienestar humano es el único negocio real. Todos los demás negocios se derivan de ese. Mientras los líderes empresariales sean conscientes de este hecho y que el bienestar humano es el único propósito de hacer negocios, los negocios están bien”., Sadhguru 

Hoy en día, hay corporaciones que son lo suficientemente grandes como para hacerse cargo de países pequeños. Y, sin embargo, siguen mirando los negocios de un balance trimestral al siguiente balance trimestral. Eso no es suficiente. Un agricultor planta un árbol y espera ocho o nueve años antes de que pueda cosechar los frutos de plantar ese árbol. Hay varias compañías que tienen la capacidad, hoy en día, para inversiones similares a largo plazo. 
Si invierten en salud humana y educación, en unos quince años, tendrán enormes recursos humanos a su disposición. Encontrar recursos humanos capaces y empleables se está convirtiendo en un gran desafío actualmente, al igual que la expansión de una base de mercado. Hemos dejado atrás a la mitad de la población mundial. A menos que empoderemos a toda la población mundial para que participe en la actividad económica, las cosas no alcanzarán su pleno potencial.

En los últimos años, he estado en varios foros económicos mundiales y otras cumbres con líderes empresariales, y vi que muchos de ellos no estaban enfocados en la inversión a largo plazo. Solo estaban preocupados por las tendencias actuales y cómo podían ganar una ventaja competitiva sobre los demás. Pero, hoy, veo que el proceso de pensamiento está empezando a cambiar lentamente. Muchos líderes empresariales están empezando a entender que una economía incluyente es definitivamente mejor en el largo plazo. Incluyente no solo significa incluir al resto de la población humana. También significa abordar las preocupaciones ecológicas.

Los negocios, por supuesto, no deben dirigirse como una organización benéfica. Creo que han terminado los días de la responsabilidad social corporativa. Ningún ser humano quiere sentir que su bienestar depende de la caridad. Quiere sentirse digno, y quiere sentir que es parte del proceso de prosperidad económica; que es una asociación equitativa entre él y cada corporación. Tanto la corporación como el individuo vienen armados con ciertas capacidades. Es importante ver cómo se pueden combinar el potencial humano y la capacidad corporativa para crear una empresa productiva.

Todos aquellos que están trabajando por el desarrollo económico —y que están creando oportunidades o que ya se han convertido en líderes empresariales exitosos— también deben centrarse en crear un equilibrio entre sus mundos interno y externo. Se debe crear un cierto tipo de claridad para mirar más allá de lo inmediato y esa claridad solo vendrá cuando la persona alcance un cierto estado físico y mental.

fuente: Fundación Isha 
Es una organización sin fines de lucro que ofrece programas de yoga en todo el mundo y participa en actividades de divulgación social, educación e iniciativas medioambientales.