Ellalabella

La magia de la nueva colección de Dior en medio de un bosque

La inteligencia emocional ( y comercial) de Maria Grazia Chiuri ha vuelto a acertar. Hace dos años se hizo con el mensaje feminista más mediático con su print«We should all be feminist» sobre una sencilla camiseta blanca, y ahora se suma a la conversación interplanetaria que clama por la salvación del planeta. En su desfile de primavera-verano 2020 se ha respirado el aire limpio de los bosques y de las flores que, bordadas en delicados tejidos, nos transportan a los jardines que tanto amaba Christian Dior.

La diseñadora combina con precisión la escucha social, el conocimiento del nuevo consumidor joven y de los temas que le preocupan, un compromiso con la mujer moderna y, siempre, el legado de la maison y de sus códigos.

Para esta colección primavera-verano 2020 la inspiración parte de Catherine Dior, la hermana del diseñador; una mujer apasionada que cultivaba flores con la misma pasión que su libertad e independencia. Consciente del poder de sus mensajes Maria Grazia plasma en la escenografía del desfile (de nuevo obra de Alexandre Betak) un mundo mágico que mezcla el ideal de una naturaleza a salvo del hombre y la utopía de un jardín inclusivo.

La colección de aires naturalistas respira armonía en vestidos bordados de motivos florales, shorts y chaquetas propios de estudiantes de botánica, vestidos de fibras naturales, faldas fluidas de lino, estampados batik y tie dye... y la omnipresente silueta Dior. Los accesorios, de nuevo se divisan como los más deseados de la temporada: sombreros de paja desflecados,tote bag con logo, cinturones de cuerda y alpargatas y botas planas (bye bye tacones). Una colección que aspira, sin duda, a incrementar los buenos números de la casa y apuntalarla como la marca de lujo que mejor conecta con el momento.

Todos los diseño en Moda El País
fuente: Telva

Cerrar menú