Libro “Danza contemporánea en Chile. 2000-2015”.

En la publicación de Gladys Alcaíno y Lorena Hurtado hablan, en primera persona, bailarines y coreógrafos chilenos activos entre 2000 y 2015. 

Buenísimo que se empiecen a crear éstos libros sobre Danza para así potenciar éste arte en nuestro país. Un arte que si bien es muy activo dentro de las actividades culturales,  durante muchos años no ha tenido  mucha cabida en medios y temas de investigación, fotografía de danza etc… Hoy cada día podemos llegar más fácil a ella, hay  todo un mundo por descubrir, mucho trabajo por hacer, esto recién comienza. Aquí les dejo éste interesante libro


“Todas mis creaciones parten como un amor, un encantamiento; por un deseo de poseer aquello, de llegar, de alcanzarlo”, confiesa el coreógrafo Andrés Cárdenas -autor de la popular obra “Pies pa’ volar” (2008)- en “Danza contemporánea en Chile. 2000-2015”, la nueva publicación de Gladys Alcaíno y Lorena Hurtado.

Es un libro que, como continuación de lo que ambas hicieron en “Retrato de la danza independiente en Chile. 1970-2000”, presenta una imagen panorámica, vívida, emotiva y actual de la escena, construida con 52 relatos en primera persona y cinco entrevistas a diversos “hacedores de la danza”, como los llama la investigadora Hilda Islas en el prólogo.

Así, en 240 páginas, las autoras despliegan -en cinco grupos generacionales y un apartado dedicado al trabajo en regiones- las voces de bailarines y coreógrafos como Luis Corvalán, Claudia Vicuña, Alejandro Cáceres, Joel Insunza, Pablo Zamorano o Rocío Rivera, de entre 30 y 50 años. Y al leerlos queda la sensación de haber entrado a la trastienda de la danza contemporánea local. Ellos hablan, desde la intimidad, de sus procesos creativos, motivaciones, luchas y hasta sus decepciones, dejando testimonios que muestran el carácter diverso y mutable de la escena.

Este proyecto se extendió por cuatro años y obtuvo apoyo del Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes (2015). Surgió cuando las autoras evidenciaron un vacío en la documentación. “Consideramos que, tras el primer libro, existía una gran necesidad de seguir con la historia. Principalmente, por cómo han cambiado los modos de producción, las temáticas y contenidos de la danza. Son otros los caballitos de batalla, apareció la tecnología, cambió el discurso y el cuerpo ahora es el eje principal de la obra”, explica Alcaíno.

“Este libro -suma Hurtado- es para todo público, para los que siguen las artes y para los que no las entienden, porque también habla de experiencias de aprendizaje. Quisimos hacer llegar estos relatos a otros, para que la gente conozca la danza y sepa de las distintas trayectorias. O entienda, igualmente, cómo y por qué un coreógrafo decidió crear cierta pieza”.

Entre líneas, “Danza contemporánea en Chile. 2000-2015” también expone la suerte que últimamente ha corrido esta disciplina, que no cuenta con la misma visibilidad de otras y que está en búsqueda constante de innovación y de supervivencia. “Su gran batalla hoy es sostenerse fiel a sí misma, sin transar ni en su estética, ni en sus propuestas de contenido, ni en su sentido”, asegura Alcaíno.

Fuente ElMercurio
por Daniela Silva Astorga

Donde comprarlo Tienda Hueders