Ellalabella

Marry Poppins o la libertad de ser mujer

Somos muchas fanáticas de Mary Poppins, por eso les dejo éste artículo que encontré.  sobre lo que se esconde detrás de su  personaje, que está relacionado con la libertad de la mujer y su independencia.

A lo largo de la historia, encontramos mujeres que fueron un ejemplo de independencia y libertad. También en la literatura. Como Mary Poppins. Sí, leyeron bien. El personaje creado por Pamela Lydon Travers en la década de los treinta del siglo pasado se ganaba la vida por sí misma, ejercía el principio de autoridad y atesoraba el respeto de cuantos tenía alrededor. También era alegre, resuelta, estaba siempre de paso y cumplía sus deseos. Mary Poppins, además, se convirtió en uno de los personajes más fascinantes y entrañables de la literatura juvenil. Hablamos con la especialista en historia cultural María Tausiet, que ha escrito un interesante ensayo sobre este icono: ‘Mary Poppins. Magia, leyenda, mito’ (Abada Editores).

La figura de la institutriz presenta rasgos ambivalentes, entre la ternura y la crueldad. ¿De qué depende que se acerque a uno u otro extremo? ¿Cuáles eran las características de una institutriz al uso?

Las institutrices convencionales de los siglos XVIII y XIX, tal y como las conocemos a través de la literatura, solían ser serias, exigentes y rígidas con sus pupilos. Pensamos sobre todo en institutrices inglesas y francesas, pues en España fueron más tardías. La palabra institutriz no se incorporó a los diccionarios españoles hasta 1895 y no fue aceptada por el DRAE hasta 1899, es decir, ya casi en el siglo XX. Hay que tener en cuenta que todavía en el siglo XVIII apenas el 1% de la población femenina sabía leer y escribir. La educación era un privilegio al alcance de muy pocos varones y estaba prácticamente vetada a las mujeres. Por lo general, los niños ricos tenían un tutor y, las niñas, una institutriz que las adiestraba para su futuro papel de esposas y madres. Las familias adineradas solían recurrir a una amiga de confianza que les enseñaba a cantar y a bordar antes que a leer y escribir. En cualquier caso, pese al estereotipo, no todas eran severas ni mucho menos, tal y como mostraron maravillosamente las hermanas Brönte en algunas de sus novelas.

En su libro se refiere al perfil psicológico de Mary Poppins.

La psicología de Mary Poppins es un enigma, pues no sabemos nada de sus orígenes, ni siquiera lo que realmente piensa. Uno de sus lemas favoritos es No dar explicaciones nunca, de modo que lo único que conocemos es su forma de actuar. A diferencia de la mayoría de las personas, ella siempre sabe lo que quiere, y lo hace. Es decidida y optimista, y no se arredra ante ningún obstáculo o dificultad. Más que de una persona de carne y hueso, se trata de una heroína fabulosa que nos anima a volar más alto, en un sentido metafórico.

El hecho de que no pronuncie conjuros, ¿la hace más humana?

Las hechiceras que pronunciaban conjuros eran completamente humanas. El hecho de que Mary Poppins actúe como una maga sin necesidad de pronunciar conjuros la convierte más bien en una especie de diosa. No en vano, viene del cielo y al cielo vuelve. Se trata de un personaje sobrenatural disfrazado de institutriz al uso.

¿Qué deberíamos aprender de Mary Poppins?

Muchas cosas, pero yo recalcaría el optimismo que se deriva de la confianza en uno mismo. También, la solidaridad con el resto de la humanidad y con toda la Naturaleza en su conjunto, incluyendo animales, plantas y minerales.

Lean toda la entrevista Aqui

Cerrar menú