“Maudie, el color de la vida”, película sobre una mujer con artritis que cautiva el mundo con su arte

De las películas más lindas que he visto ésta cuarentena y se las recomiendo demasiado. Maudie es una película que cuenta la historia de la artista canadiense Maud Lewis. Pintora autodidacta que  a pesar de lo difícil de su vida, debido a su artrosis, crea arte desde el fondo de su corazón. Bellas  y coloridas pinturas  estilo naíf repletos de pájaros, flores, gatos y ciervos. Éstas tuvieron tanta poluparildad, cautivó a tanta gente, que logró ganarse la vida con su arte. Una mujer que lucho por cumplir sus sueño. Nos deja una bella enseñanza de vida. 

Sobre la película 

Maud Dowley (Sally Hawkins) es una alegre y vivaz mujer que sueña con independizarse de su protectora familia. Amante de la pintura empezó pintando la casa de un pescador Everett Lewis (Ethan Hawke) donde fue a trabajar de sirvienta. Lo que comienza siendo una difícil convivencia entre dos polos opuestos va poco a poco transformándose en una bonita historia de amor. 
Le dio alegría a su pequeña y austera casita  que quedaba en la mitad de la nada, al borde del camino. Creaba dibujos coloridos, repletos de pájaros, flores, gatos y ciervos. Ahí siguió pintando sin parar, no tenían mucha plata pero su amor y creatividad la hicieron pintar incluso sobre tablas que encontraba botadas. Una de las clientas de su marido pescador, vio su trabajo y quedó enamorada de éste,  por lo que le empezó a encargar tarjetas de navidad. Fue entonces cuando su arte se empezó a hacer conocido. Lo exponía afuera de su casa y las personas hacían colas para poder adquirir unas de sus obras creadas desde el fondo de su corazón. 

Cuando descubrí la película solo la encontré en Prime. Ahora la pueden ver gratis  en Netflix donde la subieron hace poco, así que aprovechen de verla, muy bonita película para tiempos de cuarentena. 

 

Imágenes de  la Vida Real