Ellalabella

Un millón de niños se reúnen en Tailandia para meditar por la paz mundial

Increíble éste mágico evento mundial que se realiza cada año donde millones de niños meditan por la paz mundial, algo tan necesario hoy en día. A través de la meditación, uniendo la fuerza de la mente podemos lograr muchas cosas, esa energía sincronizada mueve montañas. Meditar es una forma de sanar la mente y el cuerpo, con la cual podemos bloquear el ego, despertando la fuerza vital que fluye por nuestros cuerpos y creando una energía capaz de cambiar nuestro entorno y modificar nuestros comportamientos.

Si una la meditación de una persona puede producir un gran efecto positivo, imagínate lo que puede ser de un millón de niños.

En Tailandia, a principios de 2012 y a mediados de 2015, dentro del marco del World Moral Revival Project, un millón de niños se unieron a V-Star Change the World procedentes de distintas escuelas de meditación de Tailandia y otros países para meditar en el templo Wat Phra Dhammakaya, cerca de Bangkok.

El objetivo de esta iniciativa, que ha vuelto a llevarse a cabo este año, es que los niños, llamados “V Stars” (estrellas virtuosas) se reúnan y compartan sus experiencias en torno a hacer el bien en sus respectivos entornos con la fe de que esa onda de paz y amor se extienda.

La meditación dura un día y, aunque se cree que puede cambiar el mundo, también tiene detractores que aseguran que la actividad está relacionada al culto; el evento, que se lleva a cabo una vez al año, comenzó en 2008.

Hay incluso quien da fundamentación científica a este acto altruista y se basa en que la meditación aumenta la energía electromagnética generada por el cuerpo humano para que funcione mejor y, como todo está compuesto de energía electromagnética, un evento de meditación en masa como éste libera muchas vibraciones positivas.

A parte de que tengamos más o menos fe en que los niños “V Stars” cambien algo o no gracias a sus pensamientos positivos, lo que está claro es que enseñar a los niños a desear el bien y a trabajar en equipo desde tempranas edades, puede hacer de ellos adultos con valores y principios.

Un pequeño gesto realizado en tu entorno más cercano, puede repercutir de la manera más insospechada, puede desencadenar en una serie de acontecimientos que, en un momento dado, escapen a nuestro alcance; ya se sabe que los cambios más grandes comienzan dentro de uno mismo.

fuente: Mehacefeliz

Cerrar menú